Aprender a volar

Cuando ya no tenga suspiros que regalar o la noche sea demasiado larga, en las horas lentas de ansiedad y desconsuelo. Usad las palabras, escribid en un muro, un banco del parque, dibujad ideas y usad las palabras como si fueran alas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s