La eterna contienda

En la penumbra, como buscando una luz, me encuentro de nuevo frente a mí mismo. La racionalidad enfrentada a las vísceras, las ansias de volar retan al control y a veces pierdo, y a veces sueño.

Se estiran los brazos y los dedos, a ciegas; acaparan mis sentidos la opacidad y el silencio, y me siento muerto.

Los valles antaño frescos y exuberantes hoy rezan entre murmullos de vientos fríos, cómo cantan los pinos, crujen sus ramas como yo mis huesos, y me siento enfermo.

Se vuelcan los recipientes colmados y el mundo viejo que amabas se ve a tus pies derramado, sufriendo, ahogado, como tu nado desesperado.

Y a lo lejos viejos deseos, amargos y ennegrecidos, humo denso que el viento trae a mi encuentro, me asfixio y desaparezco.

Anuncios

Un comentario en “La eterna contienda

  1. En la penumbra quizás no logres ver mucho… no a más de dos pasos de ti… si quieres, te invito a recorrer esa habitación con la mirada… ve hacia la ventana, abre la persiana, corre la cortina y… saborea la luz, esa que ahora ya está dentro, contigo. Deja que se adapten tus pupilas y evita las gafas de sol.
    Permite que corra el aire, hoy hay una brisa especial.
    Mira los nuevos tonos de las dicotomías internas, déjalas crecer, déjalas ser, expándete para fluir en los colores de la vida… y ahora, cierra los ojos, siente el peso de tu cuerpo en tus pies, tus pies en la tierra y abre el corazón, recuerda que desde ahí también se ve… te ves… te sientes…. ¿muerto?, pues bienvenido a reinventar estructuras, a renacer en tu nuevo ciclo. Haz las maletas con lo imprescindible porque empieza la aventura…te espero abajo 😉
    Abrígate si hace frío, afina el oído… escucha el mensaje de tus huesos y, levántate para amarlos y cuidarlos… Nadie sabe hacerlo mejor que tú.
    Enhorabuena! Se derramaron las sustancias turbias del pasado para que puedas refrescarte con el agua fresca del ahora. Ya sabes el protocolo médico para las intoxicaciones: aclárate los ojos… haz vahos, reposo… y repasa! Repasa lo que quieres, siéntete…sigue tu sol y tu luna… sabes, no estás sólo… somos muchos exploradores!
    Te quiere,
    Tu hermana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s