Si, quiero

Riega la madreselva el jardín con su respiración dulce, me llama, el agua huele a secano a mi alrededor; al fondo una conversación entrecortada por risas infantiles, el ruido del tobogán y el cuarto creciente, tímido envalentonado, desapercibido, como asustado. Si quiero, puedo dejar de ver las farolas anaranjandolo todo, convertir la autopista en un mar lejano y puedo degustar el agua, la madreselva, el cuarto creciente y la risa del tobogán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s