El patio

A los polluelos que habitan en mi patio:

Que no hay lugar para los llantos, allá dónde nacen los ríos. Que no hay lugar más que pa’l canto, allá donde ríen los niños. Se abrirán, las puertas de lo infinito,  un pequeño fruto pa aguantar el frío. Y tú, perdido entre su brío, cantarás con pájaros, allá en su nido.

pío pío!

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s