Vértigo

image

[…]Descubrí entonces que los ojos son peligrosos y que las miradas, casuales o premeditadas, son su mejor arma; daba igual que pasaran diez años o toda una vida, cada vez que cruzaba el aire hasta tocarlos con los míos, me embargaba una profunda sensación de vértigo, de vacío, mientras se tambaleaba mi mundo al que yo creía en equilibrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s