Tus mares de ojos negros

Imagino precipicios de viento, desvelos, desierto y tus ojos negros.

Duermo y vivo en tus labios, ardiendo, esperando en secreto tu aliento.

Sueño, no más que un mordisco distante de tus párpados en movimiento.

Vergüenza por querer, por querer mirar, por querer amar lo prohibido; cohibido por la sensibilidad de un toque, del latir frenético de un saludo y una despedida.

Y siempre me voy, y siempre te quedas, y siempre vuelvo y siempre estás.

Enamorado sin más, de quién va a ser, de tu mar.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s