Somos el tiempo que pasa


Mientras nos desmigajamos nos crecen pensamientos, se evaporan, se secan, también llegan otros nuevos. A la vez que envejecemos y nos achaparramos, al mismo tiempo que maduramos y nos desgastamos, nos crecen jardines de prejuicios y sueños abandonados. Somos en esencia geología a la velocidad de la luz. Roca consumida a sorbos por líquenes, hongos y plantas, por sueños, caminatas y esperanza. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s