La flamenca 


Suena la española con aires de tranquilidad flamenca, silencios y cuerdas vibrar hasta la extinción; desde un humilde salón, mientras resbala la lluvia por el verdor en su ocaso. 

Se apuran las agudas, como lágrimas contenidas que golpean contra el traste; cierran los ojos y las gotas tiemblan contra las ramas, mis cuerdas, su flexibilidad, mi inexperiencia y la importancia de lo banal que se queda hasta dejar de sonar.

Escurre, guitarra mía, todo cuanto me hace llorar, hazte vibrar hasta dejar de temblar. Música de silencios, sinceridad en la oscuridad tras la tempestad. 

Y la miro, y entre melodías veo un camino, hermoso, quizá hasta el infinito; desde el aquí y ahora, hacia la luz de un mundo indefinido. 

Anuncios

3 comentarios en “La flamenca 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s