Nunca caminarás sólo 

Petirrojo, coge la carretera y vuela; no te gires, no te des la vuelta, evita la estela que dejan las mareas de personas encerradas en sus ciudadelas, fortificadas de cristales, enfermas, escondiéndose tras las rejas forjadas que sellan los miedos a lo externo.

Petirrojo que por amores perdiste de vista la senda y te estrellaste contra el cristal de una ventana bien lavada, aquella desde la que te fotografiaban.

No pasa nada, tu pareja esperaba a cierta distancia, sobre una rama, mientras nosotros te dábamos agua. Así pudimos ver cómo te recuperabas tras la estampada; al menos, no te rompiste nada. Un dolor de cabeza no te impedirá abrir tus alas, volar y quererte acompañada de tu pareja de vientre rojo que te aguarda, a cierta distancia, entre las ramas espinosas que ofrecen granadas.

Y, sí, al final de la historia, ambos volaban, juntos por encima de la valla, una alegría para quienes le habían dado agua. Amores para cualquier día por la mañana. 

Anuncios

14 comentarios en “Nunca caminarás sólo 

      1. Es más bien un cuento, escrito desde el punto de vista cristiano o religioso, aún así es hermoso. Cuenta la leyenda que cuando Jesús estaba agonizando en la cruz, este pájaro, cuyo plumaje oscuro no era nada apreciado y del que él mismo se lamentaba, se acercó para ayudar intentando arrancar la corona de espinas con su pico. Sólo pudo arrancar una espina, pero al hacerlo, como agradecimiento por parte de Jesús, una gota de sangre salpicó su cuerpo transformando para siempre su plumaje.
        La moraleja es válida desde cualquier punto de vista. Todo esfuerzo o ayuda, por pequeños que sean, son importantes y hay que agradecerlos.
        Naturalmente es un pequeño resumen de un cuento que conocí hace muchos años y que guardo en mi memoria. Espero que te guste.
        Un saludo

        Le gusta a 1 persona

      2. Pues es bonito, al final yo le veo también algo así como que ayudar a los demás nos marca para siempre. Cuando ayudas o alivias el sufrimiento de alguien algo cambia en tí para siempre. Muchas gracias, siempre aprendo algo de tí. Un abrazo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s