Historias alrededor de una hoguera (3) El Herrero 

Qué paz me da mirar las luces de un mar verde de lluvia, exuberante de ideas romas que pulir a golpe de yunque y fatiga. Trabajo en una forja, golpeo letras unas contra otras, candentes, hasta formar palabras, las templo y si no se doblan o parten, las pulo con tesón o las engarzo en una frase; no de oros, ni de platas, ni con piedras preciosas cómo lágrimas, ni de etiquetas de ley. Soy más como el bandolero que asoma desde la sierra al llano para llenarse las manos, pero en mi caso me llevo las alhajas al alma y tras pasarlas por el fuego, las comparto. Soy un herrero de antaño, cada objeto que conformo lo doto de alma, sentido y mango para que, cualquier guerrero o guerrera hábil, pueda blandir la pluma como un arma contra sus adversarios; O, en el mejor de los casos, serán palabras cargadas de magia que convertirán a tus enemigos en hermanos, las armas en palos secos, y vuestras almas en deseos que alimenten historias alrededor de un buen fuego.

Anuncios

5 comentarios en “Historias alrededor de una hoguera (3) El Herrero 

  1. Si. hace falta ser un buen herrero para forjar, moldear y ajustar las palabras para que no desentonen, para que transmitan, para que emocionen… Bendito el que sea capaz de hacerlo.
    Mirar el campo tras la lluvia es como mirar el fuego de la chimenea, un momento de relax inolvidable donde los pensamientos vuelan en un mar de fantasías. Momento ideal para crear.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s