Se derramaba 

Se derramaba el agua sobre la piel pétrea del planeta, caía desde el cielo y se escondía bajo tierra, en los seres, y se colaba por las grietas; en todos los habitantes, de miles de maneras.

Se derramaban las nubes sobre las montañas, bailando a trazos de pintor con la luz dorada; un sol a la fuga, esquivo y sin morada, corría bajo, hacia la nada.

Se derramaban las sombras entre las ramas, al contraluz de una mañana tardía, hora tras hora, desmenuzando valentías propias; se iba pasando el día mientras los claroscuros crecían.

Se derramaban las ideas, palabra a palabra, esperando la noche y las estrellas. De lo abstracto a lo concreto y viceversa, se derramaban y fluían por estas líneas, las improvisadas y las aprendidas, las que no existen, las maravillosas palabras inventadas, una tras otra, según caían del pensamiento, se colocaban.

Anuncios

4 comentarios en “Se derramaba 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s