El buscador de encuentros

Mares de cañas y espigas, encrucijadas vestidas, paso a paso, sigiloso y ojo avizor persiguiendo duendes de colores. Camino entre senderos hollados por infinitos bichos que se esconden, que huyen de la lente sucia de una cámara vieja, de una mente viajera, en cierto modo enferma.

Respiro despacio, evitando la fatiga, dejando escapar las oportunidades de vida detenida en mi retina. Sálvese quien pueda, pues aquí llega el gigante curioso que acecha buscando el instante de una fotografía. 

No teman, habitantes del mundo minúsculo, pues tan sólo busco, sin llevarme nada más que todo lo que me cabe en el alma; y busco, sin dejarme nada más que el encuentro justo, casual, de tu intimidad y mi curiosidad entre los arbustos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s