La luna y la torre 

Nace la luna llena y navegan las estrellas sobre una torre vigía, árabe de cuando la patria era otra y vencían, como ahora, a quienes se atrevían desafiantes a la conquista. “Avísame si la costa respira”. Decía al de arriba mientras dormía, y el de encima oteaba el horizonte lleno de luna y, si nadie venía, encendía sólo dos troncos de seca sabina para calentarse mientras el viento traía del mar la humedad, fría, con la que aquí las plantas sobrevivían y que aún hoy necesitan. 

Pienso, imagino, mientras contemplo la lucha nocturna entre la fugaz oscuridad y la iluminación, que cautiva y oculta la intimidad de las estrellas más humildes, dejando sólo al descubierto las más sublimes.

Anuncios

4 comentarios en “La luna y la torre 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s