Historias alrededor de una hoguera 10

-¡Basta!-Dio un golpe sobre la mesa mientras arrugaba el entrecejo para clavar, más profundamente, su mirada en la de Zoe. – No lograrás sonsacarme nada. Carmen siempre me ha ayudado cuando lo he necesitado.- Se puso de pie y lanzó al aire su dedo índice, apuntando directamente a Zoe.- No como vosotros, escoria, que aún me debéis nosecuantos pellejos de vino.

Juan toma aire, y de paso un trago, mientras los demás le escuchan atentos. 

-¿Y qué pasó después?- Pregunta Fran 

-Eso, Eso… Juan, termina de una vez- Exige Iván. 

Juan eructa y prosigue -Pues qué va a pasar… Que aparecieron dos mulas y se cobraron a coces con Zoe lo del vino.- Todos se giran y miran al pobre metiendo la cabeza en el arroyo. 

-Pues que sepáis que sí le he sacado información. – Dice una voz nasal, parecida a la de Zoe, desde la garganta del desdichado. – ¿Veis lo que tengo aquí?. – Levanta una mano, raspones hasta en los nudillos, con un puñado de páginas arrancadas de una libreta.- Son nombres, direcciones, deudas y cobros del malnacido ese…- Murmura mientras vuelve a meter la cabeza en el agua. 

-¿Y a ti no te han tocado? – Pregunta Fran. 

-Nop – Responde Juan encogiéndose de hombros.- A mí me han dado esta lámpara de aceite y me han dicho que me lo llevara de allí. – Todos menos Zoe se quedan mirando la lámpara, refinada, pulida y bonita. 

-¿Cuánto creéis que vale? – Dice Zoe al llegar de nuevo al grupo provocando las carcajadas de los demás. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s