Mar y viento 

Cuadro de Javier Sánchez (detalle)

Y miré el mundo más allá de tus fronteras y me pareció inmenso, irresistible. 

La normalidad no existe, es un invento para hacer grupo y salvarse uno mismo de la discriminación que profesamos hacia los demás. 

Y el mundo me vio mirarle y me abrió las puertas, me ofreció el suspense, le vendí mi alma.

La locura no existe, es un invento para discriminar los diferentes niveles de normalidad en un grupo social con conductas afines. 

Y salté todas las líneas que decían que no podía y me enamoré de la vida, de la locura primero; después, de la monotonía que traen los sueños al dejar pasar las olas y mis días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s