Ondas de pasado 

Las ondas replican anunciando que son distintas, parecidas. La plasticidad de la vida abriéndose paso en los días que buscas, con la mirada perdida, en un lugar distinto al que deberías. Pero tú sigues, tus pupilas siguen absortas las ondas que levantan el agua. Las turbulencias nimias de quienes entienden que en la vida hay flores y espinas, pero que sólo tú eliges tanto el ramo para un regalo, como la piedra y el estanque donde tirarlos.

Uno junto al otro, la piedra y el ramo de flores, frente al estanque sin patos donde algún día, entre sueños, quedábamos. 

¡Tira la piedra atada al ramo!  Y cuando necesites que te regalen flores, vete al campo, verás que ahí, salvo tú mismo, nadie te pedirá algo a cambio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s