Mi feliz cumpleaños (34)


-Mira papá, aquel señor que da de comer a las palomas. ¿No es tu amigo? 

-¡Ah Sí! Nos conocemos desde pequeños, pero no recuerdo ahora su nombre. 

-Tiene ojos tristes, parecen cansados. Pero tiene tu edad, ¿no, papá? 

– Sí, cariño. Hay personas que viven tan intensamente, sin miedo ni cuidado, que se queman. Se consumen en su propio fuego. Es un camino de vida. Sus ojos son la resignación a un destino elegido.

-No lo entiendo, ¿tú crees que es feliz? 

– Cariño, la felicidad son instantes. Nadie es feliz todo el tiempo, hay que trabajar para superar los retos de la vida y eso no siempre nos hace felices. Él, él ha sido muy feliz. Sólo, cuando uno se ha entregado a la vida por completo, tiene esa mirada. 

-Suena trágico…

– Jajaja bueno, la vida es muchas cosas ¿quieres un helado? 

-¡POR SUPUESTO! 

(a los hijos de mis amigos) 

Anuncios

7 comentarios en “Mi feliz cumpleaños (34)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s