No es magia

No era la magia lo que movía sus sueños, ni el miedo a quedarse sólo. Tampoco había mentira en sus ojos, ni viento en sus cabellos. Parecía quieto, siempre mirando al tiempo, conteniendo el ansia mientras buscaba la tan esperada redención.

De su barba negra brotaban pequeñas hojas de enredadera y romero, pero también la sombra y un sin fin de secretos. Callaba escuchando el ruido, calculando el intervalo en un juego de párpados abiertos y a veces cerrados.

Ni siendo el destino creería en sí mismo y, a pesar de todo, seguía en el espejo con la mirada perdida en la mía.

Anuncios

Un comentario en “No es magia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s