Desear lo irremediable

Vivimos agrupados, como árboles de un bosque; colocados y buscando soles, aguas, nuestro hueco en el mundo. Uno delante de otro, retorciéndonos para conversar. Pero cuando me giro ya no estás.

Y si perdí el control, la oportunidad, la credibilidad… y si siento que lo quiero enmendar, que me regales un piropo soez que parezca fuera de lugar. Y si quiero sentir aquello que me encantaba sabiendo que venías detrás… y si he superado mi inseguridad, y si quise demasiado pronto lo que ahora extraño cuando te veo pasar. 

Hay tantos “isis” que mi imaginación trae desde el mar; como una barca que un día dejé marchar. 

Y si volcara aquí todo cuanto necesito decir. ¿Sonaría parecido a lo que sienten los demás? Seguro que sí, pero no dejaría de ser verdad.  

Me acojoné y expuse mi debilidad. Ahora recuerdo que nada nunca vuelve a ser igual, por mucho que nos rindamos a la ansiedad.

La vida pasa, como tú cuando llegaste y al final te vas. Qué más da si vuelves la cabeza para mirar atrás, lo que yo quiero es sentir que tú no puedes evitar girarte cuando sabes que estoy detrás. Porque es lo que me pasa a mí, sólo que ahora a tí te da igual. 

Anuncios

8 comentarios en “Desear lo irremediable

    1. Mi hermana siempre me dice: “hay que dejarse fluir, no intentar retener los sentimientos que nos producen las situaciones que vivimos”. Muchas gracias por tu comentario Flordeliss, para mí es importante que os apetezca comentar y que compartamos reflexiones. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s